La costra láctea del bebé es un proceso inflamatorio de la piel que se caracteriza por la aparición de escamas amarillentas, blancas o grises en el cuero cabelludo de nuestro bebé.

También puede aparecer en la frente, en las cejas, en el entrecejo, en la zona peribucal, en las orejas y en los pliegues de la piel.

La costra láctea es un tipo de dermatitis que aparece en aquellas zonas donde hay un gran número de glándulas sebáceas. Esta grasa producida en exceso hace que se queden pegadas las células muertas de la piel que en condiciones normales se descamarían. El aumento de la producción de grasa por parte de las glándulas sebáceas es debido a las hormonas sexuales que le pasó la madre a través de la placenta. Estas hormonas se mantienen activas en la sangre del bebé durante los primeros meses de vida.

Este tipo de dermatitis va a aparecer en las primeras semanas de vida y desaparece antes de los tres años.

La costra láctea puede remitir sin tratamiento pero hay productos que nos ayudan a mejorar el aspecto de la piel de nuestro bebé.

Desde Parafarmacia Tu Salud en Casa te recomendamos el uso de Uriage D.S emulsión cuidado regulador.

Se debe utilizar desde la aparición de los primeros síntomas. Gracias a su composición rica en agua termal de Uriage notarás una mejoría de los síntomas desde la primera aplicación:

Uriage D.S emulsión tiene una textura hidratante, muy ligera, no grasa y sin perfume. Aplícala en el cuero cabelludo del bebé por la noche y dejalá actuar durante toda la noche.

Evita quitar las costras con un cepillo aunque sea suave. No uses las uñas para levantar las costras ya que se podrían infectar y si la costra persiste después del tratamiento consulta con tu pediatra.

Si deseas adquirir Uriage D.S emulsión cuidado regulador en Parafarmacia Tu Salud en Casa, pincha aquí.